¿Morderse las uñas afecta a los dientes?

La onicofagia, el término científico que recibe el hábito de comerse las uñas, puede ser muy perjudicial para tu salud dental a medio y largo plazo. Morderse las uñas puede conllevar consecuencias peligrosas, no sólo las obvias para tus dedos sino también para tu boca y por ende tus dientes. Las bacterias, virus y hongos que están normalmente en nuestras manos y uñas, con el acto de morderse las uñas, pueden llegar a producir una  infección en la boca, problemas para la mandíbula e incluso contribuye a la halitosis. Por ello, se recomienda no introducir las manos en la boca.

Las uñas son duras, así que cuando se muerden provoca un exceso de estrés en dientes y encías, lo que podría resultar en la rotura de los dientes y enfermedades periodontales. El mordisqueo continuo es capaz de erosionar el esmalte de los dientes, sobre todo de lo incisivos, mediante microtraumatismos.

Es muy importante que las personas que tienen este hábito hagan lo posible por encontrar una solución. El aburrimiento, los nervios, la ansiedad o el estrés son las causas que con más frecuencia conducen a este hábito. No olvides acudir a nuestra clínica para que comprobemos los daños que ha ocasionado este hábito en tu boca y, lo que es más importante, poder solucionarlos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>