¿Miedo al dentista? ¡Piérdelo!

Muchas personas no acuden al dentista por miedo y, en algunos casos, este puede llegar a ser extremo, como sucede con la llamada odontofobia. Este miedo desmesurado se traduce en temblores, sudores e incluso ansiedad, provocando que la persona tenga verdadero terror en acudir a la consulta.

daniel-frank-201417-unsplash

¿Qué es lo que más miedo suscita? Según el Estudio Sanitas de Salud Bucodental, las inyecciones en la boca y las extracciones de los dientes, tanto que muchos pacientes prefieren estar sedados totalmente a ver cómo su dentista habitual realiza su trabajo.

No obstante, este miedo se puede revertir para que acudir al odontólogo no sea una experiencia traumática. Una de las claves es hablarlo con el dentista, para que este nos tranquilice y nos explique con total naturalidad. Otra recomendación es no dejar pasar mucho tiempo desde que se pide la cita hasta que tiene lugar para así no pensar mucho en ella.

En muchas ocasiones, se puede efectuar algún ejercicio de relajación o de respiración, además de escuchar música. Es importante recordar al especialista que se tiene miedo para hacer descansos o pactar una señal que indique que nos sentimos agobiados.

Si después de todo, la ansiedad continúa, es buena idea recurrir a un psicólogo. La odontofobia se puede tratar, ya que un miedo excesivo a la consulta del dentista repercute de forma negativa en nuestra salud bucodental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>