Lidocaína

La lidocaína viscosa, es un anestésico local, usado para tratar el dolor de una boca o garganta adolorida o irritada a menudo asociada con la quimioterapia para el cáncer y ciertos procedimientos médicos. La lidocaína viscosa no se utiliza normalmente para los dolores de garganta debido al resfrío, gripe o infecciones como la faringitis estreptocócica.

Sigue atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de tu receta médica y pide a tu médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Usa la lidocaína exactamente como te lo indiquen. No uses una cantidad mayor ni menor del medicamento, ni lo uses con más frecuencia de lo que tu médico indica en la receta.

En 2014, la Oficina de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) alertó en un comunicado que padres y cuidadores no deben usar lidocaína viscosa oral para tratar el dolor de bebés y niños que están echando los dientes. La FDA advirtió que este medicamento puede causar “daño grave, incluso la muerte” si se usa en niños.

Si se da demasiada lidocaína viscosa a bebés o niños, o si accidentalmente tragan demasiada, podría ocasionar ataques epilépticos, daño cerebral severo y problemas del corazón. Casos de sobredosis han tenido como resultado la hospitalización o muerte de bebés y niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>