El color de nuestros dientes

No todas las personas tenemos el mismo tono de dientes. Al igual que el color de ojos o el color de pelo, es variable en cada persona. De hecho, el color dental viene determinado genéticamente y varía de una persona a otra.

Por otro lado, hay diferentes alimentos que pueden alterar el color de nuestros dientes. Por ejemplo, el café, el té, el vino tinto pueden oscurecer nuestro esmalte. También, con el paso de los años, los dientes pueden ir amarilleándose, ya que el esmalte se va desgastando.

Para empezar, el color de los dientes viene condicionado genéticamente. Nos viene definido por el color de la dentina y el grosor y calidad del esmalte. El esmalte es translúcido y dependiendo de su grosor y calidad, deja que se transparente más o menos el color de la dentina. Además, el color de nuestros dientes viene definido por estos factores:

  • La edad: las personas de edad más avanzada tienen espesores más finos de esmalte debido a su desgaste dental, por lo que tienen un tono más amarillo.
  • Raza/Color de la piel: la relación entre el color dental y el color de piel es inversamente proporcional. Es decir, las personas de piel más oscura suelen tener unos dientes más claros.
  • El diente: Los caninos suelen tener una capa mucho más gruesa de dentina y por ello suelen ser dientes que tienen un tono un poco más oscuro que el resto de dientes de la misma arcada dental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>